Buscar en nuestra web

Principales enfermedades -> Psiquiatría -> Anorexia nerviosa

>Autores

Redacción 40principales enfermedades

>Resumen

¿Qué es la anorexia nerviosa?

Es un trastorno grave que ocurre en mujeres jóvenes mas frecuentes en adolescentes y segunda y tercera década de la vida. Los pacientes tienen una alteración en la percepción de su imagen viéndose así mismos gordos, generándose una animadversión neurótica y morbosa extrema hacia los alimentos, como consecuencia se evitan la ingestión de alimentos y se genera una desnutrición y perdida de peso de mas del 15%.

>Información general

Anorexia nerviosa.

Tema 40principales enfermedades

¿Qué es la anorexia nerviosa?

Es un trastorno grave que ocurre en mujeres jóvenes mas frecuentes en adolescentes y segunda y tercera década de la vida. Los pacientes tienen una alteración en la percepción de su imagen viéndose así mismos gordos, generándose una animadversión neurótica y morbosa extrema hacia los alimentos, como consecuencia se evitan la ingestión de alimentos y se genera una desnutrición y perdida de peso de mas del 15%.

¿Quién padece la enfermedad?

Mujeres jóvenes, muy a menudo comienza en la adolescencia, suelen tratase de personas con un alto rendimiento escolar, deportivo o en otras actividades de la vida, perfeccionistas con alta exigencia de si mismas.

Hay mayor tendencia al padecimiento en mujeres con profesiones en las cuales se exige o necesita un estado físico óptimo (deportistas, modelos, actores y actrices, etc.).

Hay más tendencia al padecimiento en mujeres que tienen una madre que esta muy preocupada en forma casi compulsiva por la reducción de peso y las medidas dietéticas.

¿Que causa la enfermedad?

Se desconoce la causa concreta pero múltiples causas o factores intervienen o coexisten en la aparición de la anorexia.

La enfermedad relacionaría sus comienzos con complejos problemas psicológicos; situaciones de stress, ansiedad, conflictos sobre la sexualidad, agresión y dependencia (toxicomanías), los cuales se hallan a veces lindando con las psicosis.

A veces hay dificultades de identidad y autoestima, y puede asociar el alimento con fantasías sexuales no aceptables o hasta con el repudio inconsciente de la sexualidad.

Las pacientes pueden tener una sensibilidad exacerbada acerca de la gordura de la adolescencia, pudiendo haber sido objeto de burlas y vejaciones, también puede influir la presión de la sociedad y medios de comunicación en la búsqueda de un cuerpo perfecto.

Alguno de estos factores o la suma de varios llevan a las pacientes a una búsqueda desesperada de una estética perfecta, con la percepción distorsionada de la realidad de su cuerpo, nuca alcanzarían el objetivo deseado, desechando la alimentación como causa fundamental de su imperfección.

Los desórdenes alimenticios también podrían tener causas físicas. Los cambios en las hormonas que controlan la manera como el cuerpo y la mente mantienen el humor, el apetito, los pensamientos y la memoria, podrían fomentar los desórdenes alimenticios. El hecho que la anorexia nerviosa tienda a ocurrir en varios miembros de las familias también sugiere que la susceptibilidad a este desorden podría ser heredada.

Se han postulado trastorno en el centro de la alimentación del hipotálamo por estudios experimentales.

¿Qué efectos y síntomas produce la anorexia nerviosa?

Se produce un defecto en la liberación cíclica de hormona gonadotropina por parte de la hipófiis, que provoca la falta de ovulación y disminución de estrógenos.

Existe una resistencia tenaz y morbosa a la ingestión de alimentos que provoca una profunda pérdida de peso que desemboca en una severa desnutrición.

Todos los métodos valen para perder peso, se fingirá que se mastica y se deglute, se esconde el alimento, se inducirá el vomito y purgas ocasionales.

La amenorrea es una manifestación constante y rara vez precede a la perdida de peso, a veces persiste después de corregida la falta de peso.

Los pacientes aquejan intolerancia al frió.

Pelo fino y curvado que cubre el cuerpo la paciente puede tener el aspecto de hirsuta.

Pelo axilar y púbico normales

Deficiencias vitamínicas y de minerales.

Anemia nutricional

Las gonadotropinas y los 17 cetosteroides pueden estar disminuidos o ser normales.

Ha de diferenciarse del Panhipopituitarismo.

No se deberá confundir con un motivo común en el desarrollo, que es el deseo de tener una buena silueta.

En los casos raros de aparición en el hombre los síntomas son semejantes con problemas psicológicos y déficit de función de las gónadas masculinas.

¿Cómo y por quien se realiza el diagnostico?

La primera alarma salta ante la perdida de peso de las pacientes y la falta de voluntad para ingerir alimentos. Esta situación hace que se consulte habitualmente al médico de cabecera, este realizara una historia minuciosa a la paciente y a su familia. Realizará análisis y pruebas diagnosticas de imagen que descarten otras patologías y finalmente orientara el diagnostico de anorexia nerviosa.

Es habitual la consulta al psiquiatra y psicólogo para el diagnostico de la enfermedad y estudio de la personalidad del paciente.

¿Como se trata la enfermedad?

Llevado a cabo por profesionales experimentados (especialistas en dietética, psiquiatras y psicólogos, internistas, etc.).

El paciente en casos de avanzada desnutrición debe de estar hospitalizado en cama hasta restablecer las condiciones normales de nutrición.

Cuidados de enfermería minuciosos y supervisión muy estricta.

El paciente ha de estar acompañado durante las comidas, y deberá ser invitado a comer con persuasión amistosa e insistente.

Se evitaran actividades punitivas y amenazadoras y forzar la ingesta de alimentos.

El retorno al estado normal se acompaña de mejoría del estrado emocional y de sensación de bienestar.

El clomifeno puede ser útil para restablecer las reglas.

En los casos muy severos puede estar indicada por un tiempo la nutrición enteral (por sonda naso gástrica) e incluso la nutrición parenteral ( intravenosa a través de una vía venosa central).

Suele ser necesario tratamiento psicológico y psiquiátrico a largo plazo.

En la evolución son comunes las recidivas y las remisiones.

Si los pacientes no son tratados pueden fallecer por inanición o infecciones, también hay una mayor tendencia al suicidio.