Buscar en nuestra web

Principales enfermedades -> Cardiología -> Estenosıs e ınsufıcıencıa Aortıca

>Autores

CARDIOLOGIA

>Resumen

Las cardiopatías congénitas no son raras en adultos. En las últimas décadas se ha avanzado en el diagnóstico y tratamiento de las cardiopatías congénitas en niños, siendo posible reparar la mayor parte de defectos. Muchas veces se llega a la edad adulta con una vida activa.

>Información general

 

LA ESTENOSIS Y LA INSUFICIENCIA AÓRTICA

 

LAS CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS

 

            Las cardiopatías congénitas no son raras en adultos. En las últimas décadas se ha avanzado en el diagnóstico y tratamiento de las cardiopatías congénitas en niños, siendo posible reparar la mayor parte de defectos. Muchas veces se llega a la edad adulta con una vida activa.

 

¿CÓMO FUNCIONA EL CORAZÓN NORMAL?

 

            El corazón es un órgano del tamaño de un puño que recoge sangre y la bombea. Tiene 4 cámaras: 2 arriba (aurículas) y 2 abajo (ventrículos) y 4 válvulas que abren y cierran para que la sangre circule correctamente: tricúspide (entre aurícula y ventrículo derechos), pulmonar (entre ventrículo derecho y arteria pulmonar), mitral (entre aurícula y ventrículo izquierdos) y aórtica (entre ventrículo izquierdo y arteria aorta). Las válvulas tienen “valvas” que la forman: 3 en la mitral; 2 en las otras. La sangre venosa (pobre en oxígeno) llega al corazón procedente del cuerpo y entra en la aurícula derecha. A través de la válvula tricúspide, va al ventrículo derecho, que la bombea a través de la válvula pulmonar a la arteria pulmonar. De ahí la sangre va a los pulmones, se carga de oxígeno, va a la aurícula izquierda y, a través de la válvula mitral, al ventrículo izquierdo que la bombea a la arteria aorta a través de la válvula aórtica. La arteria aorta distribuye la sangre a todo el cuerpo y se reparte el oxígeno.

 

LA ESTENOSIS Y LA INSUFICIENCIA AÓRTICA

 

                La válvula aórtica es anormal desde el nacimiento y tiene 2 valvas (válvula aórtica bicúspide) en el 2% de la población. Suele funcionar bien durante años (a veces toda la vida), pero si se engruesa, con dificultad para el paso de la sangre (estenosis) o cierra mal (insuficiencia) se daña el corazón. Al principio no hay síntomas, pero con el tiempo puede haber dificultad para respirar, palpitaciones, dolores de pecho, mareos o pérdidas de conocimiento.

 

DIAGNÓSTICO Y SEGUIMIENTO

 

                Habitualmente se hace con ecocardiograma. Se valora si hay otras alteraciones, como coartación aórtica (estrechamiento en una zona de la arteria aorta). Según la gravedad de la enfermedad, el seguimiento será más o menos frecuente. No hay ningún medicamento efectivo para la estenosis aórtica. En cambio, en pacientes con insuficiencia aórtica algunas medicinas pueden ayudar a reducir la sangre que retrocede en la válvula y al bombeo del ventrículo izquierdo. Deberá prevenir la endocarditis infecciosa. Tendrá que limitar la actividad física antes del tratamiento (evite grandes esfuerzos, como cargar pesos, que sobrecargan el corazón).

 

EMBARAZO Y ESTENOSIS O INSUFICIENCIA AÓRTICA

 

            Tendrá que estar muy controlada durante el embarazo y el parto. El riesgo depende del grado de alteración de la válvula. Si necesita una operación y le ponen una prótesis mecánica tendrá que tomar anticoagulantes (SintromÒ, AldocumarÒ), pero tendrá que dejarlos durante el embarazo por riesgo de malformaciones del feto.

 

           

¿TIENE TRATAMIENTO?

 

Sí. La estenosis aórtica puede resolverse de 2 formas:

 

1)      Durante un cateterismo (dilatando con un globo (valvuloplastia) la válvula.

 

2)      Con una operación:

 

a)      Procedimiento de Ross: se sustituye la válvula aórtica por la válvula pulmonar del paciente y se coloca una válvula pulmonar de un donante.

 

b)      Prótesis aórtica biológica (procedente de un donante)

 

c)      Prótesis aórtica mecánica (artificial)

 

Cada opción tiene ventajas y desventajas. Se las explicarán con detalle.

Si hay una estenosis importante (a veces asociada a insuficiencia) puede ser necesaria una operación más compleja, en la que se agranda la parte del ventrículo izquierdo junto a la válvula aórtica (tracto de salida del ventrículo izquierdo) al sustituir la válvula enferma (procedimiento de Konno).

 

¿TENDRÉ QUE VOLVER A OPERARME?

 

Si vuelve a tener síntomas tras una operación o valvuloplastia quizás sea necesario.