Buscar en nuestra web

Principales enfermedades -> Cardiología -> Después de un ataque al corazón.

>Autores

CARDIOLOGIA

>Resumen

El ataque al corazón le ha dado un buen susto. Aunque su médico le diga que va a estar bien, aún estará ansioso. Su corazón cicatriza día a día. Se irá encontrando más fuerte y activo. Lo peor ya pasó. Cada año miles de españoles sobreviven a un ataque al corazón. La mayoría vuelve al trabajo y sigue disfrutando de la vida. Tiene razones para pensar que va a recuperarse.

>Información general

   

Después de un ataque al corazón. 

 

 

El ataque al corazón le ha dado un buen susto. Aunque su médico le diga que va a estar bien, aún estará ansioso. Su corazón cicatriza día a día. Se irá encontrando más fuerte y activo. Lo peor ya pasó. Cada año miles de españoles sobreviven a un ataque al corazón. La mayoría vuelve al trabajo y sigue disfrutando de la vida. Tiene razones para pensar que va a recuperarse.

 

 

¿POR QUÉ TUVE UN ATAQUE AL CORAZÓN?

 

El ataque al corazón puede presentarse en cualquier momento (en el trabajo, descansando, haciendo las tareas domésticas), de repente, pero se ha preparado durante años. Se debe a la aterosclerosis en las arterias que llevan sangre al músculo del corazón (arterias coronarias). La aterosclerosis se desarrolla lentamente. Las grasas, el colesterol y otras sustancias se acumulan poco a poco en la pared arterial. El interior de las arterias se estrecha y la sangre circula con dificultad. Si se forma un coágulo en una arteria coronaria, ésta se obstruye, se corta el flujo de sangre y se produce el ataque de corazón. El infarto de miocardio es la muerte de parte del músculo del corazón por la obstrucción de una arteria coronaria.

 

¿POR QUÉ NO TUVE NINGUNA SEÑAL DE AVISO?

 

Frecuentemente, la aterosclerosis no da síntomas. Si una arteria coronaria se estrecha, otras cercanas a veces se expanden para ayudar a compensar y se forma una red de vasos que lleva sangre a otras áreas de corazón (circulación colateral). Esta red ayuda a proteger de ataques al corazón y si se forma tras uno, ayuda a que el músculo del corazón se recupere.

 

 

¿CÓMO SE LESIONÓ MI CORAZÓN? ¿CÓMO FUNCIONARÁ EN ADELANTE?

En un ataque al corazón una parte de éste queda dañada o muere al cesar la llegada de sangre con oxígeno. El corazón es muy resistente y la parte no dañada sigue funcionando. Hasta que cicatrice, su capacidad se reduce. El corazón dañado está débil, no bombea la sangre como de costumbre y debe descansar para cicatrizar. La cicatriz es dura y sigue formándose después de empezar a sentirse bien. En 4-6 semanas el corazón se recupera, según la extensión de la lesión y el ritmo de cicatrización. Tómeselo con calma; cuando su médico le dé permiso, volverá gradualmente al ritmo de vida normal.

 

 

¿POR QUÉ ME SIENTO TAN DÉBIL AHORA QUE ESTOY EN CASA?

 

Si en el hospital descansó mucho en la cama, estará débil cuando llegue a casa, por inactividad de los músculos (han perdido un 15% de su fuerza, que se recupera con ejercicio). Tendrá un programa con aumento gradual de actividades y en 2-6 semanas estará en forma.

 

 

¿PODRÉ LLEVAR UNA VIDA NORMAL OTRA VEZ?

 

Generalmente y en pocas semanas. No tendrá que reducir mucho su actividad, pero sí hacer cambios en su tipo de vida. La mayoría de los pacientes sobreviven a su primer ataque al corazón, se recuperan totalmente y disfrutan de muchos años más de actividad productiva.

 

 ¿CUÁNDO PUEDO VOLVER A TRABAJAR?

El 80-90% de los sobrevivientes de un ataque al corazón vuelve a trabajar a los 2-3 meses (algunos, incluso a las 2 semanas), generalmente a su trabajo anterior, aunque a veces hay que cambiar a uno nuevo que requiera menos esfuerzo del corazón. El regreso al trabajo depende del daño sufrido por el corazón y de las exigencias del empleo.

 

 

¿NECESITARÉ DESCANSAR CUANDO REGRESE AL TRABAJO?

De forma razonable. Descanse bien por la noche. A veces una siesta o un descanso corto durante el día también ayuda. Evite cansarse demasiado.

 

 

¿QUÉ SENTIMIENTOS SON NORMALES TRAS UN ATAQUE AL CORAZÓN?

El miedo es común y comprensible. Quizá piense "¿me voy a morir?" o "¿volverá el dolor de pecho o el ahogo?". Antes no daba importancia a los dolores de pecho y ahora cualquier pinchazo le preocupa. La cólera es frecuente. Pensará "¿por qué me ha pasado a mí?", "por qué en el peor momento?". Puede perder la paciencia con familiares y amigos. Piense que el ataque al corazón no es por su culpa. Puede estar triste y verse incapacitado personal y profesionalmente. Con el tiempo muchos de estos sentimientos desaparecen. Si tiene insomnio, falta de apetito, cansancio, malhumor, indiferencia, pérdida de atención o baja autoestima, quizá se trate de una depresión . Busque apoyo en familiares y amigos y hable con su médico.

 

 

¿CÓMO SE SIENTEN LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA?

Probablemente se hayan asustado y hasta pueden sentirse culpables pensando que podrían haber hecho algo para evitarlo. Hable con ellos para evitar temores y resentimientos.

 

 

¿QUÉ TIPO DE EJERCICIO PUEDO HACER?

Tras un ataque al corazón la mayoría de personas puede pasear, nadar o ir en bicicleta sin problemas. Una actividad física adecuada es fundamental y acelerará su recuperación.

 

 

¿VOLVERÉ A TENER DOLOR DE PECHO?

Es posible, sobre todo con esfuerzos o emociones fuertes. Dígaselo al médico, que le dará algún tratamiento y valorará realizar pruebas. No necesariamente tendrá otro ataque al corazón. Siga las recomendaciones del médico y tendrá más probabilidades de estar bien.

 

 

¿DEBERÍA DEJAR DE FUMAR?

¡Sí! Si no lo hace tiene el doble de riesgo de tener otro ataque al corazón.

 

 

¿TENGO QUE VIGILAR MI PESO?

. Si tiene sobrepeso, adelgazando controlará mejor el colesterol y la presión arterial. Evite las grasas y el exceso de calorías (incluyendo las bebidas alcohólicas).

 

 

¿DEBO CONTROLAR MI PRESIÓN ARTERIAL?

. Tendrá que comer con menos sal y es posible que necesite medicamentos.

 

 

¿TOMARÉ MEDICAMENTOS PARA EVITAR MÁS ATAQUES AL CORAZÓN?

 

 . La aspirina es uno de ellos. Si no puede tomarla, su médico le indicá un sustituto.