Buscar en nuestra web

Principales enfermedades -> Cardiología -> Actividad sexual y enfermedades del Corazón

>Autores

CARDIOLOGIA

>Resumen

EL SEXO Y SU CORAZÓN
Para muchas personas, la actividad sexual se reduce al coito. Pero el sexo es mucho más. Puede expresarse de muchas maneras, como tener a su pareja al lado, un abrazo o un beso.
Durante la actividad sexual aumenta el número de respiraciones por minuto, la piel se enrojece, y las pulsaciones y la tensión arterial aumentan. Las pulsaciones llegan hasta 90-145 por minuto. Después del orgasmo la respiración, las pulsaciones y la tensión arterial vuelven a la normalidad.

>Información general

ACTIVIDAD SEXUAL Y ENFERMEDADES DEL CORAZÓN.

EL SEXO Y SU CORAZÓN

Para muchas personas, la actividad sexual se reduce al coito. Pero el sexo es mucho más. Puede expresarse de muchas maneras, como tener a su pareja al lado, un abrazo o un beso.

Durante la actividad sexual aumenta el número de respiraciones por minuto, la piel se enrojece, y las pulsaciones y la tensión arterial aumentan. Las pulsaciones llegan hasta 90-145 por minuto. Después del orgasmo la respiración, las pulsaciones y la tensión arterial vuelven a la normalidad.

SEXO TRAS UN ATAQUE DE CORAZÓN O CIRUGÍA CARDÍACA

En general, puede reiniciar su actividad sexual cuando se encuentre bien (normalmente 4-6 semanas tras el ataque de corazón). Si no ha habido complicaciones, puede reiniciarla unos 7-10 días tras el alta. Después de una operación de corazón hay que esperar 2-3 semanas. Muchas veces la actividad es tan frecuente como antes, pero puede ser menor por ansiedad, depresión o falta de deseo. Quizás pierda el deseo por miedo a tener problemas de corazón. Algunas personas llegan a dejar las relaciones sexuales durante meses o años.

Puede tocar, acariciar y abrazar sin llegar al orgasmo. Usted y su pareja pueden sentirse amados y seguros. No necesita mucha energía para estas actividades y puede iniciarlas tras el alta. Poco a poco se sentirá más seguro, con una vida sexualmente plena. El coito requiere más energía que otras actividades sexuales. Si no está seguro de estar preparado, una prueba de esfuerzo comprobará su capacidad física. La frecuencia cardíaca y la tensión arterial ayudarán a su médico a saber si puede volver a tener relaciones sexuales.

MEDICAMENTOS Y ACTIVIDAD SEXUAL

Algunos medicamentos pueden afectar la actividad sexual: antihipertensivos (para la tensión arterial), diuréticos (que eliminan exceso de líquidos), tranquilizantes, antidepresivos y algunos medicamentos para el dolor de pecho y arritmias (alteraciones del ritmo cardíaco). En los hombres puede aparecer incapacidad para mantener la erección (impotencia), eyaculación precoz o falta de la misma. En mujeres puede haber menos flujo vaginal (que hace doloroso el coito) y dificultad o incapacidad para tener orgasmos. No deje de tomar los medicamentos y dígaselo a su médico. A veces es necesario cambiar un medicamento por otro.

LA PAREJA

Su pareja puede tener ansiedad o estar deprimida. Los sentimientos que usted tenga pueden añadir tensión a su relación. Deben reconocer, respetar e intentar entender qué siente la otra persona. A veces la pareja de un paciente intenta sobreproteger. No expresa sus necesidades o no deja que vuelva la actividad normal. Puede sentirse culpable por la enfermedad. Un ataque cardíaco no debe cambiar los papeles en la vida de pareja. Si una pareja tenía problemas sexuales antes de un ataque cardíaco o de una operación de corazón, éstos pueden agravarse después. Hable de sus sentimientos, posibles causas de los problemas y soluciones.

VOLVER A LA ACTIVIDAD SEXUAL

Puede ayudarle a sentirse más cerca emocionalmente de su pareja. Sea paciente e intente entender sus sentimientos. No se precipite en las relaciones sexuales. Reanude la actividad sexual poco a poco, en momentos donde estén descansados y sin stress. Espere 1-3 horas tras una comida para tener relaciones sexuales; su corazón trabajará menos.

Tras un ataque cardíaco o una operación de corazón, muchas personas no cambian sus posturas durante la relación sexual. Para algunos, es más cómodo para el corazón del paciente estar debajo de su pareja, pero puede molestarle la zona de la herida de la operación. Póngase de lado enfrente o detrás de su pareja: se presiona menos la herida y se respira más fácilmente. La masturbación ayuda a algunas personas a recobrar la confianza y puede hacer más fácil la transición al coito. Causa menos respuesta cardíaca y consume menos energía. El sexo oral no sobrecarga demasiado al corazón. El coito anal puede producir alteraciones del ritmo cardíaco.

SÍNTOMAS DURANTE LAS RELACIONES SEXUALES

Es normal que los latidos cardíacos sean más rápidos y fuertes. Los síntomas de sobrecarga del corazón son presión, dolor o malestar en la mandíbula, cuello, brazos, pecho o estómago, gran dificultad para respirar y latidos cardíacos muy rápidos o irregulares. Si tiene algún síntoma dígaselo a su pareja, reduzca su actividad y descanse. Los nitratos (CafinitrinaÒ, VerniesÒ, TrinisprayÒ) 3 veces en 15 minutos pueden ser útiles. Si desaparecen los síntomas puede reiniciar la actividad sexual. Si los medicamentos no son efectivos, acuda a un centro sanitario. Si aumenta el número e intensidad de los episodios de angina o está muy cansado tras su actividad sexual, dígaselo a su médico. Quizás deba cambiar su rutina diaria o los medicamentos que toma. Pueden ser útiles los nitratos 15-20 minutos antes una relación sexual.

¿PUEDO TOMAR VIAGRAÒ?

La disfunción sexual es común en hombres con enfermedad coronaria. Suele deberse a miedo a tener un ataque cardíaco, pero en al menos el 10-15% de casos hay una causa orgánica. El sildenafilo (ViagraÒ) es útil en estos casos. No puede tomarse bajo tratamiento con nitratos (parches, UniketÒ, CoronurÒ, CafinitrinaÒ, VerniesÒ, TrinisprayÒ) pues puede bajar mucho la tensión, ni si tiene angina frecuentemente, insuficiencia cardíaca, tensión arterial baja o tratamiento con varios antihipertensivos. Nunca tome ViagraÒ sin decírselo a su médico.

MITOS Y VERDADES

Mito: el envejecimiento causa impotencia, en enfermos de corazón no hay deseo sexual.

Verdad: el anciano alcanza la erección más lentamente, la relación puede durar más, la mujer puede disfrutar del sexo tras la menopausia, puede tenerse una vida sexual normal tras un ataque cardíaco o una operación de corazón.

Mito: las relaciones sexuales tras un ataque cardíaco a menudo producen muerte súbita.

Verdad: raramente se produce una muerte súbita durante las relaciones sexuales.

Mito: el alcohol es un gran estimulante sexual.

Verdad: el alcoholismo produce impotencia que no desaparece al dejar de beber.

Mito: la terapia hormonal mejora el deseo sexual tras la menopausia.

Verdad: la terapia hormonal mejora la lubricación vaginal y el coito es menos molesto.

Mito: es mejor estar debajo de la pareja durante el coito si tiene problemas cardíacos.

Verdad: estar debajo de la pareja no tiene ninguna ventaja respecto a otra postura.

Mito: el deseo sexual es menor tras un ataque cardíaco por debilidad del corazón.

Verdad: el corazón puede responder sin problemas en las relaciones sexuales.

Mito: si tiene angina durante el coito, no podrá tener relaciones sexuales nunca más.

Verdad: los dolores de pecho no suelen ser graves durante las relaciones sexuales.