Buscar en nuestra web

Principales enfermedades -> Oftalmología -> EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)

>Autores

José Luis Zalve Sigüenza

>Resumen

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
Es una enfermedad prevenible y tratable con algunos efectos extra-pulmonares importantes que pueden contribuir a la gravedad en algunos pacientes. Su componente pulmonar se caracteriza por una limitación del flujo de aire que no es totalmente reversible. La limitación del flujo de aire suele ser progresiva y asociarse a una respuesta inflamatoria anormal del pulmón a gases o partículas nocivas.

>Información general

Es una enfermedad prevenible y tratable con algunos efectos extra-pulmonares importantes que pueden contribuir a la gravedad en algunos pacientes. Su componente pulmonar se caracteriza por una limitación del flujo de aire que no es totalmente reversible. La limitación del flujo de aire suele ser progresiva y asociarse a una respuesta inflamatoria anormal del pulmón a gases o partículas nocivas.

 

Epidemiología de la EPOC

 

Es una enfermedad con una alta prevalencia (10.2%)1, prevenible (dejando de fumar), con una elevada mortalidad (4ª causa de muerte en 2010, 3ª en 2020)2,  con un elevado infradiagnóstico (75%) e infratratamiento (50%)3 y con un coste global de EPOC en España oscila entre 675 y 775M€4

 

 

Patogenia y Anatomia Patológica de la EPOC

 

El humo del tabaco y otros irritantes inhalados (como el polvo, los productos químicos y los gases del entorno profesional) causan inflamación pulmonar. Esta es una respuesta normal que se amplifica en los pacientes que padecen EPOC5

.No se conocen todavía los mecanismos de esta amplificación, pero podrían estar determinados genéticamente6

.El patrón característico de la inflamación en los pulmones de los pacientes con EPOC incluye los componentes indicados a continuación5

 

.           Células inflamatorias

 

Neutrófilos (en la luz de las vías aéreas).

Macrófagos (luz de las vías aéreas, pared de las vías aéreas y parénquima).

Linfocitos T (pared de las vías aéreas y parénquima).

Eosinófilos (pared de las vías aéreas) (elevados principalmente durante las exacerbaciones).

 

            Mediadores de la inflamación

 

Factores quimiotácticos, como el leucotrieno B4 y la interleucina (IL)-8.

Citocinas proinflamatorias, como el factor de necrosis tumoral alfa y la IL-6.

Factores de crecimiento, como el factor transformador del crecimiento beta.

 

            Agresión oxidativa

 

Los oxidantes son generados por el humo del tabaco y por otros irritantes, y son liberados por células inflamatorias activadas como los macrófagos y los neutrófilos.

 

            Proteasas

 

Los datos disponibles sugieren un desequilibrio entre las proteasas que degradan componentes del tejido conjuntivo y las antiproteasas protectoras en los pulmones de los pacientes que padecen EPOC.

Los cambios fisiopatológicos característicos de la EPOC son la hipersecreción de moco, la bronquiolitis obstructiva (estrechamiento de las vías aéreas pequeñas) y la destrucción de las paredes alveolares.

 

 

Diagnóstico de la EPOC

 

Habitualmente el paciente con EPOC es o ha sido fumador durante un tiempo prolongado y refiere el comienzo de sus síntomas a partir de los 40 años. 7

 

Los síntomas principales de la EPOC son disnea, tos y expectoración.7

 

La espirometría forzada es imprescindible para establecer el diagnostico de EPOC y valorar la gravedad de la obstrucción al flujo aéreo. Su realización está indicada en cualquier fumador mayor de 40 años con o sin síntomas respiratorios. 7

 

Se considera que existe obstrucción al flujo aéreo si el cociente FEV1/FVC posbroncodilatacion es inferior a 0,7.7

 

(FEV1: volumen espiratorio forzado en el 1ºsegundo. FVC: capacidad vital forzada)

 

Objetivos del tratamiento de la EPOC: control de los síntomas y prevención del riesgo futuro

 

Control de los síntomas:

 

1./

      Aliviar los síntomas                                      

      Mejorar la tolerancia al ejercicio

      Prevenir y tratar las exacerbaciones

      Prevenir y tratar las complicaciones

2./

      Mejorar el estado de salud

3./

      Ralentizar la progresión de la enfermedad

      Prevenir la mortalidad

 

Prevención del riesgo futuro

 

1./

  • Ayudar a los pacientes a alcanzar un mayor control diario de los síntomas y a evitar las temidas exacerbaciones

2./

  • Permitir a los pacientes disfrutar de la mejor calidad de vida posible

 

3./

  • Reducir el riesgo en el futuro

 

Las directrices de la GOLD recomiendan varios objetivos para el tratamiento eficaz de la EPOC. Estos objetivos pretenden permitir a los pacientes alcanzar un control diario de los síntomas y evitar las exacerbaciones, permitiéndoles así disfrutar de una buena calidad de vida y reducir el riesgo de futuras exacerbaciones.

Los tratamientos farmacológicos pueden controlar los síntomas, mejorar la tolerancia al ejercicio y reducir las exacerbaciones, produciendo así una mejoría del estado de salud.

Estos objetivos deben alcanzarse con efectos secundarios mínimos del tratamiento.

El mejor tratamiento farmacológico es aquel que consigue la mayoría de estos objetivos del tratamiento de la EPOC con el menor número de efectos secundarios.

A menudo, a medida que progresa la enfermedad se requiere con frecuencia más de una estrategia terapéutica para alcanzar estos objetivos.

 

 

            Tratamiento. Recomendaciones de las guias GOLD 7

 

 

Tratamiento en cada estadio de la EPOC

 

Durante el estadio I (EPOC leve), el tratamiento con un SABA administrado a demanda es suficiente para el alivio de los síntomas persistentes o agravados.

A medida que progresa la EPOC (estadio II [EPOC moderada]), se recomienda añadir un tratamiento regular con un LABA, como el formoterol, que se ha descrito como un tratamiento más eficaz y cómodo que el tratamiento con un SABA.

En estadios posteriores de la EPOC (estadio III [grave] y estadio IV [muy grave]), se recomienda la politerapia regular con CI/LABA (como Symbicort®) en pacientes con un FEV1 después de la administración del broncodilatador < 50% del valor normal previsto y con antecedentes de exacerbaciones repetidas. Este tratamiento reduce la frecuencia de las exacerbaciones y mejora el estado de salud.

 

Exacerbaciones de la EPOC

 

Las exacerbaciones son episodios de inestabilidad clínica en los que se produce un empeoramiento mantenido de la sintomatología respiratoria, cuya intensidad va más allá de la variabilidad inherente a esta enfermedad.

Estos episodios varían en gravedad, duración y consecuencias .

Impactan sobre la calidad de vida relacionada con la salud y las actividades de la vida diaria.

Una proporción elevada  de pacientes no acaban de recuperarse por completo tras sufrir una agudización. Aparecen además consecuencias tardías, tanto pulmonares como sistémicas.

Las exacerbaciones son un criterio de valoración importante en la EPOC.

Las exacerbaciones de la EPOC tienen gran importancia en cuanto a sus efectos nocivos prolongados sobre el bienestar de los pacientes, la aceleración en la progresión de la enfermedad y los elevados costes asistenciales.

Los pacientes con EPOC son propensos a sufrir exacerbaciones intensas, que aumentan en frecuencia con la gravedad de la enfermedad. Además, la repercusión de las exacerbaciones puede aumentar con el tiempo. Las exacerbaciones de la EPOC pueden causar un deterioro de la función pulmonar8, un aumento de los síntomas (p. ej., disnea)9, un empeoramiento del estado de salud10 y un aumento del riesgo de hospitalización 11 y pueden culminar en un aumento del riesgo de mortalidad 11,12.

El riesgo de mortalidad aumenta con la frecuencia de exacerbaciones agudas graves y que estas tienen un efecto negativo independiente en la mortalidad, especialmente si se requiere la hospitalización del paciente

 

 

 

BIBLIOGRAFIA.-

 

1. Miravitlles et al, EPISCAN study, Thorax 2009.

2. Soriano et al,  ERJ, December 2009 .

3. Arch Bronconeumol.2007;43 Supl 12-9.

4. Monografía Neumomadrid, volumen XV/2010.

5. Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease (GOLD) Guidelines, 2006.           Available from http://www.goldcopd.com/

6. Yanbaeva DG, et al. COPD 2006;3:51–61

7. Guia de practica clinica de diagnostico y tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Cronica. SEPAR-ALAT, 2009. www.separ.es

8. Donaldson GC, et al. Thorax 2002;57:847-852;

9. Donaldson GC, et al. Eur Respir J 2003;22:931-936;

10. Seemungal TA, et al. Am J Respir Crit Care Med 1998;157:1418-1422;

11. Groenewegen KH, et al. Chest 2003;124:459-467;

12. Soler-Cataluna JJ, et al. Thorax 2005; 60:925-931.

 

 

INFORMACION PARA PACIENTES1.-

 

Todo lo que necesitas saber...

 

¿Qué es la EPOC y qué síntomas tiene?

 

La EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) es una enfermedad del aparato respiratorio, fundamentalmente asociada al tabaco, que se caracteriza por una dificultad en el paso del aire por los bronquios (debido a su obstrucción) y la consiguiente disminución de la capacidad para respirar. En España esta enfermedad afecta a 9 de cada 100

personas, siendo más frecuente entre los hombres. Los principales síntomas de la EPOC son:

• Sensación de ahogo al andar o al aumentar la actividad física, que suele ir a más con los años.

• Tos, sobre todo por la mañana.

• Expectoración.

También se conoce a esta enfermedad como BRONQUITIS CRÓNICA o ENFISEMA PULMONAR.

 

¿Qué debo hacer si me diagnostican EPOC?

 

A continuación encontrará una serie de recomendaciones iniciales que le ayudarán mucho a recuperar calidad de vida:

Lo primero y más importante que debe hacer es abandonar el tabaco, ya que es la causa principal de su enfermedad. Abandonar para siempre el tabaco es difícil, pero no imposible. Los beneficios de abandonar el tabaco son enormes y usted los percibirá desde el primer momento. También debería reducir al máximo el consumo de bebidas  alcohólicas, sobre todo por la noche, ya que el alcohol en exceso reduce las defensas y empeora la función respiratoria. Si su médico le autoriza, puede tomar un vaso de vino o cerveza durante las comidas. Por último, debería vacunarse todos los años contra la gripe, además de contra la neumonía cada 5 años si tiene usted más de 65 años (no existe ningún problema si se administran juntas ambas vacunas). Es importante que se proteja de estas infecciones ya que pueden ser graves para las personas que, como usted, presentan un deterioro de la función respiratoria.

 

¿Qué medicamentos existen para el tratamiento de la EPOC?

Existen dos tipos de medicamentos para el tratamiento de la EPOC:

Anti-inflamatorios: los más usados son los corticoides y sirven para reducir la inflamación de la mucosa bronquial, que es la capa de tejido que recubre los bronquios por su cara interna. Su efecto tarda en aparecer unos días y dura aproximadamente12 horas. Broncodilatadores: sirven para aumentar el diámetro de los bronquios cuando éstos se han estrechado. Los hay de acción corta (actúan rápido y su efecto dura entre 4 y 6 horas) y de acción prolongada (tardan más en actuar pero su efecto dura unas 12 horas). Estos medicamentos se presentan, por separado o combinados, en forma de inhaladores. Los

inhaladores combinados son más cómodos y más seguros ya que evitan el riesgo de confusión. Además, su médico puede recetarle oxígeno como parte de su tratamiento.

Consulte a su médico y éste le aconsejará el tratamiento más adecuado para usted.

 

...para controlar la EPOC

 

¿Cómo debo usar los medicamentos?

 

La vía de administración más común para estos medicamentos es la inhalación (mediante cartuchos presurizados, cámaras de inhalación, polvo seco o nebulizadores), ya que de ese modo van directamente a los pulmones que es donde tienen que actuar. Así se consigue que hagan su efecto más rápido, con una dosis más pequeña y sin provocar prácticamente efectos secundarios. Hay varios tipos de inhaladores y es muy importante

conocer bien la técnica de inhalación para cada uno de ellos. En cualquier caso, siempre deberá enjuagarse la boca después de realizar la inhalación para evitar la aparición de problemas bucales como la candidiasis. Si tiene alguna duda sobre cómo debe utilizar su

inhalador, pregunte a su médico, farmacéutico o enfermera.

 

¿Cuándo debo usar los medicamentos?

 

Use los medicamentos siempre en el orden adecuado: en primer lugar los que tienen  efecto broncodilatador y después los que tienen efecto anti inflamatorio. Úselos siguiendo el horario de las comidas: por la mañana antes del desayuno, al mediodía antes o después de comer y por la noche antes de cenar o antes de acostarse. Y recuerde llevar siempre con usted el inhalador de rescate que le haya recetado su médico para cuando se  encuentre mal.

 

¿Qué debo hacer si me han recetado pastillas?

 

Es posible que su médico le haya recetado pastillas de cortisona (anti-inflamatorio) para desinflamar la mucosa del bronquio, pero no debe preocuparse ya que son igualmente efectivas. El consumo prolongado de cortisona puede producir retención de líquidos, en ese caso se administran diuréticos para eliminar ese exceso de líquido que puede sobrecargar el corazón o hacer que se hinchen los pies (edema). En ocasiones, se administran antibióticos para eliminar posibles infecciones de las vías respiratorias causadas por bacterias. Si usted nota un aumento repentino del esputo, cambio en su color (a amarillo o verde) o fiebre, acuda a su médico ya que puede necesitar tratamiento antibiótico. Otros medicamentos que puede recetarle su médico son: antiácidos y  protectores gástricos para eliminar la acidez que producen los anti-inflamatorios y los

antibióticos, o expectorantes para ayudarle a eliminar el exceso de secreciones mucosas.

Además, es posible que usted tenga otras enfermedades adicionales (hipertensión, colesterol alto, etc.) que también precisen medicación. Tome todos los medicamentos tal y como le indique su médico y no se automedique.

 

¿Qué puedo hacer para mantener una buena calidad de vida?

 

Aparte de seguir el tratamiento farmacológico que le prescriba su médico y de abandonar hábitos perjudiciales como el tabaco y el alcohol, los siguientes consejos le ayudaran a mantener la calidad de vida que vaya ganando:

Llevar una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, es importante para mantener un peso adecuado. Evite las digestiones pesadas y el estreñimiento. Si está tomando cortisona incremente el aporte de calcio aumentando el consumo de lácteos y derivados.

Beba como mínimo 1,5 litros de agua al día, le ayudará a que sus secreciones sean menos espesas y así las pueda eliminar mejor. Haga un poco de ejercicio cada día, le ayudará a

fortalecer los músculos de la respiración. Hay tablas de ejercicios muy sencillos que puede

realizar en casa sin ningún riesgo. Caminar o subir escaleras también son actividades muy

recomendables. Y sobre todo no deje de acudir a las visitas programadas con su médico, llevando siempre con usted el tratamiento que esté tomando.

 

¿Cuándo debo acudir a los servicios de urgencias?

 

En ocasiones, por una infección en los pulmones o por otras causas, el funcionamiento de su aparato respiratorio puede descompensarse. En ese caso, es importante que usted reconozca cuáles son los signos de alarma: Aumento de la sensación de ahogo, que no remite después de tomar la medicación de rescate u oxígeno. Aumento de las secreciones o cambio en su viscosidad (se vuelven más espesas) o color (cambian a amarillas o verdes), acompañado de fiebre. Aparición de de hinchazón de las piernas o pies (edema) persistente. Aparición de dolor no controlable en el costado.

 

 

BIBLIOGRAFIA.-

 

1. CD Controlando el Sistema Respiratorio. Area de Enfermería y Fisioterapia de la SEPAR