Buscar en nuestra web

Principales enfermedades -> Urología -> Cáncer de Prostata. Lo que usted debe saber I

>Autores

Nationa cancer Institute. USA.
www.cancer.gov

>Resumen

La próstata es parte del sistema reproductor del hombre. Está ubicada enfrente del recto y debajo de la vejiga; rodea la uretra, el tubo por el que fluye la orina. Una próstata sana es casi del tamaño de una nuez.

La próstata produce una parte del fluido seminal. Durante la eyaculación, el fluido seminal ayuda a transportar los espermatozoides hacia afuera del cuerpo del hombre como parte del semen.

Las hormonas masculinas (andrógenos) hacen que crezca la próstata. Los testículos son la fuente principal de hormonas masculinas, incluyendo la testosterona. Las glándulas suprarrenales también producen testosterona aunque en pequeñas cantidades.

Si la próstata crece demasiado, comprime la uretra. Esto puede causar problemas urinarios al hacer lento o detener el flujo de la orina desde la vejiga al pene.

>Información general

La próstata

La próstata es parte del sistema reproductor del hombre. Está ubicada enfrente del recto y debajo de la vejiga rodea la uretra , el tubo por el que fluye la orina. Una próstata sana es casi del tamaño de una nuez.

La próstata produce una parte del fluido seminal. Durante la eyaculación, el fluido seminal ayuda a transportar los espermatozoides hacia afuera del cuerpo del hombre como parte del semen.

Las hormonas masculinas (andrógenos), hacen que crezca la próstata. Los testículos son la fuente principal de hormonas masculinas, incluyendo la testosterona. Las glándulas suprarrenales también producen testosterona aunque en pequeñas cantidades.

Si la próstata crece demasiado, comprime la uretra. Esto puede causar problemas urinarios al hacer lento o detener el flujo de la orina desde la vejiga al pene.

Esta ilustración muestra la próstata y órganos de su derredor. Interior de la próstata, uretra, recto y vejiga

El proceso del cáncer

El cáncer empieza en las células, las cuales son las unidades básicas que forman los tejidos. Los tejidos forman los órganos del cuerpo.

Normalmente, las células crecen y se dividen para formar nuevas células a medida que el cuerpo las necesita. Cuando las células envejecen, mueren, y células nuevas las reemplazan.

Algunas veces este proceso ordenado se descontrola. Células nuevas se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita y las células viejas no mueren cuando deberían morir. Estas células adicionales forman una masa de tejido, que es lo que se llama tumor.

Los tumores pueden ser benignos o malignos.

  • Los tumores benignos no son cancerosos.
    • Los tumores benignos rara vez ponen la vida en peligro.
    • Generalmente, los tumores benignos se pueden operar y pocas veces vuelven a crecer.
    • Las células de tumores benignos no invaden los tejidos de su derredor.
    • Las células de tumores benignos no se diseminan a otras partes del cuerpo.

    La hiperplasia prostática benigna (HPB) es el crecimiento anormal de células benignas de la próstata. La próstata crece más y presiona contra la uretra. Esto obstruye el flujo normal de orina.

    La hiperplasia prostática benigna es un problema muy común. En Estados Unidos, la mayoría de los hombres mayores de 50 años tienen síntomas de HPB. Para algunos hombres, los síntomas pueden ser suficientemente graves como para requerir tratamiento.

  • Los tumores malignos son cancerosos.

    • Los tumores malignos generalmente son más graves que los tumores benignos. Pueden poner la vida en peligro.
    • Los tumores malignos generalmente pueden extirparse, pero algunas veces pueden volver a crecer.
    • Las células de tumores malignos pueden invadir y dañar tejidos y órganos cercanos.
    • Las células de tumores malignos pueden diseminarse (presentan metástasis) a otras partes del cuerpo. Las células cancerosas se diseminan al desprenderse del tumor original (primario) y entrar en el torrente de la sangre o en el sistema linfático. Estas células invaden otros órganos y forman tumores nuevos que dañan estos órganos. Cuando el cáncer se disemina, se llama metástasis.

Cuando el cáncer de próstata se disemina (se extiende) fuera de la próstata, las células cancerosas se encuentran con frecuencia en los ganglios linfáticos cercanos. Si el cáncer ha llegado a estos ganglios, es posible que también se haya diseminado a otros ganglios linfáticos, a los huesos o a otros órganos.

Cuando el cáncer se disemina desde su sitio original a otra parte del cuerpo, el nuevo tumor tiene el mismo tipo de células anormales y el mismo nombre que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de próstata se disemina a los huesos, las células cancerosas en los huesos son en realidad células cancerosas de próstata. La enfermedad es cáncer metastático de próstata; no es cáncer de huesos. Por esa razón, se trata como cáncer de próstata, no de hueso. Los médicos llaman al tumor nuevo enfermedad "distante" o metastática.

Factores de riesgo

No se conocen las causas exactas del cáncer de próstata. Los médicos pueden rara vez explicar por qué un hombre sí padece cáncer de próstata y otro hombre no. Sin embargo, sabemos que el cáncer de próstata no es contagioso. A nadie se le puede "pegar" esta enfermedad de otra persona.

La investigación ha mostrado que hombres con ciertos factores de riesgo tienen más probabilidad que otros de padecer cáncer de próstata. Un factor de riesgo es algo que puede aumentar la posibilidad de que se presente una enfermedad.

Los estudios han encontrado los siguientes factores de riesgo de cáncer de próstata:

  • Edad: La edad es el factor de riesgo principal de cáncer de próstata. Esta enfermedad es rara entre hombres menores de 45 años, y las probabilidades de padecerla aumentan considerablemente al envejecer el hombre. En Estados Unidos, la mayoría de los hombres que tienen cáncer de próstata tienen más de 65 años.

  • Antecedentes familiares: El riesgo de un hombre es mayor si su padre o hermano tuvo esta enfermedad.

  • Raza: El cáncer de próstata es más común en hombres afroamericanos que en hombres blancos, incluyendo hombres blancos hispanos. Es menos común en hombres asiáticos o en indígenas americanos.

  • Ciertos cambios de la próstata: Los hombres que tienen células llamadas neoplasia intraepitelial prostática de alto grado (prostatic intraepithelial neoplasia, PIN, en inglés), pueden tener un riesgo mayor de padecer cáncer de próstata. Estas células de la próstata se ven anormales al microscopio.

  • Dieta: Algunos estudios sugieren que los hombres que comen una dieta alta en grasa animal o carne pueden tener un riesgo mayor de presentar cáncer de próstata. Los hombres que comen una dieta rica en frutas y verduras pueden tener un riesgo menor. (Hay más información acerca de estudios de la dieta en la sección "La promesa de la investigación del cáncer".

Muchos de estos factores de riesgo pueden evitarse. Otros, como los antecedentes familiares, no pueden evitarse. Usted puede ayudar a protegerse a sí mismo al mantenerse alejado de los factores de riesgo conocidos siempre que sea posible.

Los científicos también han estudiado si la hiperplasia prostática benigna (benign prostatic hyperplasia, BPH, en inglés) la obesidad, el fumar, un virus transmitido sexualmente o la falta de ejercicio pueden aumentar el riesgo de cáncer de próstata. Por ahora, estos no son factores claros de riesgo. Asimismo, la mayoría de los estudios no han encontrado un riesgo mayor de cáncer de próstata entre hombres que han tenido una vasectomía. La vasectomía es una cirugía para cortar o ligar los tubos que conducen los espermatozoides fuera de los testículos.

Muchos hombres que tienen factores de riesgo conocidos no padecen cáncer de próstata. Por otra parte, muchos otros que sí padecen la enfermedad no tienen ninguno de estos factores de riesgo, con excepción del envejecimiento.

Si usted piensa que puede tener el riesgo de padecer cáncer de próstata, usted deberá hablar con su médico. Su médico podrá sugerir cómo reducir su riesgo y hacer un plan de exámenes programados

    • Flujo de orina que comienza y se detiene
    • Dolor o ardor al orinar
  • Dificultad para tener ereccione

    Exámenes selectivos de detección

    Su médico puede examinarlo para detectar cáncer de próstata antes de que usted tenga síntomas. Los exámenes selectivos de detección (screening) pueden ayudar a los médicos a detectar y tratar el cáncer temprano. Sin embargo, los estudios no han demostrado hasta ahora que los exámenes selectivos de detección reducen el número de muertes por cáncer de próstata. Usted querrá hablar con el médico acerca de los beneficios y daños posibles de hacerse exámenes selectivos de detección. La decisión de hacerlos, como muchas otras decisiones médicas, es personal. Usted deberá decidir después de conocer las ventajas y desventajas de los exámenes selectivos de detección.

    Su médico puede explicar estas pruebas con más detalle:

    • Examen rectal digital: El médico inserta un dedo enguantado, lubricado, en el recto y siente la próstata a través de la pared del recto para buscar áreas endurecidas o abultadas de la próstata.

    • Análisis de sangre para antígeno prostático específico (Prostate-specific antigen, PSA, en inglés): Un laboratorio examina el nivel de PSA en la muestra de sangre del hombre. Un nivel elevado de PSA es causado con más frecuencia por hiperplasia prostática benigna o por prostatitis (inflamación de la próstata). El cáncer de próstata también puede causar un nivel elevado de PSA.

    El examen rectal digital y el análisis de PSA pueden detectar un problema en la próstata, pero no pueden mostrar si el problema es cáncer o una afección menos grave. Su médico usará los resultados de estas pruebas para ayudarse a decidir si es necesario hacer más exámenes para buscar signos de cáncer. La información acerca de las pruebas adicionales está en la sección de "Diagnóstico".

    Síntomas

    El hombre que padece cáncer de próstata puede no tener síntoma alguno. Para quienes tienen síntomas de cáncer de próstata, estos generalmente son:

    • Problemas urinarios
      • Inhabilidad para orinar
      • Dificultad para empezar o detener el flujo de orina
      • Necesidad de orinar frecuentemente, especialmente durante la noche
      • Flujo débil de orina
  • Sangre en la orina o en el semen
  • Dolor frecuente en la parte baja de la espalda, las caderas o la parte superior de los muslos

En muchos casos, estos síntomas no se deben al cáncer de próstata. Pueden ser causados por hiperplasia prostática benigna, por una infección o por otro problema de salud. Cualquier hombre que tiene estos síntomas deberá comunicarlo a su médico para que cualquier problema sea diagnosticado y tratado tan pronto como sea posible. Él podrá ver a su médico familiar o a un urólogo. Un urólogo es un médico que se especializa en enfermedades del sistema urinario

Diagnóstico

Si usted tiene síntomas o resultados de exámenes que sugieren la presencia de cáncer, su médico deberá saber si esto se debe a cáncer o a alguna otra causa. Su médico preguntará acerca de sus antecedentes médicos personales y familiares; le hará un examen físico y es posible que ordene pruebas de laboratorio. Su consulta puede incluir un examen rectal digital, análisis de la orina para buscar la presencia de sangre o una infección, y un análisis de sangre para medir el antígeno prostático específico.

Usted puede también hacerse otros exámenes:

  • Ecografía transrrectal: El médico inserta una sonda en el recto del hombre para buscar áreas anormales. La sonda envía ondas sonoras fuera del alcance del oído humano (ultrasonido). Las ondas sonoras rebotan en la próstata, y una computadora usa los ecos para crear una imagen llamada ecografía.

  • Cistoscopia: El médico utiliza un tubo delgado y luminoso para mirar dentro de la uretra y la vejiga.

  • Biopsia transrrectal: Una biopsia es la extracción de tejido para buscar células cancerosas. La biopsia es el único método seguro para diagnosticar cáncer de próstata. El médico inserta en la próstata una aguja por el recto. El médico toma muestras pequeñas de tejido de varias áreas de la próstata. La ecografía puede usarse para guiar la aguja. Un patólogo revisa el tejido en busca de células cancerosas.

Antes de hacerse una biopsia, tal vez usted querrá hacer estas preguntas al médico:

  • ¿En qué lugar se hará la biopsia? ¿Tendré que ir al hospital?
  • ¿Cuánto tiempo se llevará? ¿Estaré despierto? ¿Dolerá?
  • ¿Cuáles son los riesgos? ¿Cuál es la posibilidad de que haya una infección o sangrado después de la biopsia?
  • ¿Cuánto tiempo me llevará recuperarme?
  • ¿Qué tan pronto sabré los resultados?
  • Si tengo cáncer, ¿quién hablará conmigo sobre los pasos a seguir? ¿Cuándo?

Si no se encuentra cáncer
Si los resultados de la biopsia no indican que hay cáncer, su médico puede recomendar alguna medicina para reducir los síntomas causados por una próstata agrandada. La cirugía puede también aliviar estos síntomas. La cirugía que se usa con más frecuencia en tales casos se llama resección transuretral de la próstata (transurethral resection of the prostate, TURP ó TUR, en inglés). En ésta, se inserta un instrumento por la uretra para extraer tejido de próstata que está presionando contra la parte superior de la uretra y que restringe el flujo de orina. Usted deberá hablar con su médico acerca de la mejor opción de tratamiento.

Si se encuentra cáncer
Si hay cáncer presente, el patólogo estudia muestras de tejido de la próstata al microscopio para dar un informe del grado del tumor. El grado quiere decir qué tan diferente es el tejido del tumor al compararlo con el tejido normal de próstata. Sugiere la rapidez con la que posiblemente crecerá el tumor. Los tumores con grados más elevados tienden a crecer más rápidamente que los tumores de grados más bajos. Asimismo, tienen más probabilidades de diseminarse. Un sistema para graduar el cáncer de próstata usa del G1 al G4. Otro método de graduar es el sistema Gleason. El patólogo clasifica cada área de células cancerosas con un grado del 1 al 5. El patólogo suma juntos los dos grados más comunes para obtener la puntuación del sistema Gleason o puede sumar el grado más común y el grado más elevado (más anormal) para obtener la puntuación. Las puntuaciones del sistema Gleason tienen un rango del 2 al 10.

Continúa en Cáncer de Prostata lo que usted debe saber II